El título hace referencia al “Espantapájaros “, poema de Oliverio Girondo, y es que creo que más de uno se puede identificar con el primer poema de los doce [me parece] poemas que componen el compilado del “Espantapájaros” e aquí parte del poema:

No sé, me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!

Pero como podrán darse cuenta mi frase favorita es: ¡ME IMPORTA UN PITO!, me importa un pito las reglas sociales, morales y todo lo que ayuda a mantener el status quo, y no es anarquismo, es tratar de encontrar la libertad, la propia voz, aunque se ahogue en la multitud o en el miedo al ridículo. Dicho esto se podrán imaginar que mi opinión es similar en varios aspectos, como en el “amor”, ¿qué es el amor? , ¿instinto de reproducción?, digo, nuestro sistema biológico nos condena, pero que pasa cuando “eso” traspola ese instinto, ¿en qué se convierte? No sé. Mi única verdad son las dudas al respecto.

En fin, no quiero que ésto suene a un post meloso, ni mucho menos. Sólo  espero continuar escribiendo y leyendo sobre opiniones/quejas ajenas. ¡Larga vida a todos y todas (por eso de la inclusión ;) ) !

Me importa un pito…

Cita